Skip to Content
21Nov 2012

Mejoremos todavía más la cobertura en cambio climático en LA, ranas macho embarazadas, y periodistas de ciencia desenmascarando terapeutas fraudulentos

Pere Estupinya
Share
Mejoremos todavía más la cobertura en cambio climático en LA, ranas macho embarazadas, y periodistas de ciencia desenmascarando terapeutas fraudulentos

 

(English intro to Spanish lang post) In the last few days we’ve read several stories about the effects of climate change in Latin American  food resources. A story in SciDev says that bean and legume crops of Central America are being affected by droughts and changes in rain patterns. A reporter from Venezuela assures that climate change is involved in the collapse of sardine’s fisheries in the Southern Caribbean. And a Mexican researcher foresees serious declines in food production for the next few years. We’ve read these stories carefully, and we think they don’t present the original data clearly enough. We don't have any reason to mistrust the studies or the reporters, but we really think the stories should be more detailed. As instance, the Mexican one is too generic and it doesn’t specify which areas or what kind of food will suffer the production decline. The impact of climate change in Latin America it’s an extremely important topic that deserves meticulous reporting.

A related story from Uruguay talks about the need to increase the prospective studies in Latin America, in Peru a reporter complains about the lack of legislation on GMO research, and from Chile we read the fabulous story of a frog species in which males get pregnant seahorse-like. Like other frog species they have external fecundation, but males of this amphibian protect the embryos in their guts, where they finish their development.      

We discuss also a very interesting case of bad and good science journalism in Spain: a few days ago a Spanish news service distributed a story saying that a pair of twins with autism improved enormously after following for only 2 weeks a new stimulation program developed by independent therapists. The story didn’t include opinions from experts on autism, and the claims sounded really exaggerated. A pair of science journalists in Lainformación did a terrific job talking to resarchers, professionals and even the therapists, and showing that their method is a fraud without any scientific basis.

Hace un par de semanas a la Agencia EFE publicó el artículo “Dos autistas rompen su "coraza de cristal" gracias a una terapia española revolucionaria”. En él se describía a dos mellizos de 7 años con autismo que supuestamente y según el testimonio de sus padres habían mejorado enormemente en sólo dos semanas con un misterioso tratamiento llamado Babysapien, creado por una investigadora cuya única credencial era un supuesto cociente intelectual de 210. La nota de EFE no incluía opiniones de otros expertos en autismo que contrastaran la información, y se decía que estaba avalada por estudios científicos, pero no se citaba ninguno. Varias asociaciones de padres y terapeutas protestaron por lo que consideraron un engaño que daba falsas esperanzas a las familias de afectados. El autismo es una enfermedad grave, muy dolorosa para los familiares, y EFE debería haberse asegurado antes de publicar dicha información.

Si leéis la nota de EFE veréis que algo chirría profundamente en el texto. Las mejoras que describe en sólo dos semanas son casi milagrosas, el texto entero está basado únicamente en las declaraciones del padre, y no queda muy claro cómo actúa el maravilloso método. Esto es lo que hizo desconfiar a dos periodistas del medio Lainformación, quienes hicieron un magnífico y ejemplar trabajo yendo a exigir explicaciones directamente a la creadora del Babysapien. Éste es el contundente resultado: “El método 'revolucionario' para tratar el autismo no tiene fundamento científico“, por Antonio M. Ron y Laura Albor.

La pieza de Antonio y Laura es demoledora, y de obligada reflexión para los periodistas científicos. Lo primero que hacen antonio y Laura es lo que debería haber hecho EFE: consultar con grupos de prestigio reconocido, quienes desconfían de los resultados y dicen que el método Babysapien no es diferente a otros tratamientos. Pero además, Antonio acudió con una cámara a entrevistar a la creadora del método, que termina revelándose como un fraude acientífico. De verdad, muy recomendable leer la pieza de LaInformación como ejemplo de periodismo científico crítico. De todas maneras, aquí no criticamos tanto a la creadora del método como a EFE por darle difusión sin contrastar. Siempre habrá terapeutas que de buena o mala fe nos intenten vender su pócima mágica, y siendo conscientes de ello, debemos se mucho más cuidadosos, especialmente en temas de salud tan sensibles como el autismo.

Revisando otras notas procedentes de América Latina, queremos destacar el reportajazo para BBC Mundo de Alejandra Martins “Peligra en Chile la única especie de anfibio donde los machos se preñan”. Habíamos oído hablar del embarazo masculino en los caballitos de mar. Lo que ocurre en realidad es que la fertilización es externa, pero el caballito introduce los huveos fertilizados en su abdomen y procede a la “gestación”. Pues bien, lo mismo hace esta rana chilena que vigila los huevos hasta que estando a punto de eclosionar, y los introduce en su cavidad bucal hasta que las crías están listas para acampar a sus anchas. Espectacular. Obvio que lo importante de la noticia es el riesgo de extinción por la desaparición de su hábitat, pero lo que realmente llama la atención del lector es sin duda dicho peculiar comportamiento.

Vamos ahora con una serie de artículos sobre efectos del cambio climático, que nos sugieren deberíamos ser más finos al tratar este tipo de información. En El Universal “Cambio climático producirá desabasto de alimentos”, un investigador de la UNAM asegura que bajará la producción de alimento, pero sin especificar bien qué tipo de alimentos ni en qué zonas. El contenido del texto es tan vago y genérico como el título. No insinuamos que no tenga razón, pero se mezclan muchos temas y queda poco acotado. En SciDev por ejemplo leemos un buen texto de Lisbeth Fog “Frijol y maíz en alto riesgo por cambio climático”, detallando que la escasez de lluvias en Centroamérica afectaría negativamente a la producción de legumbres. La verdad tampoco queda claro que sea una tendencia muy clara, pero por lo menos cita un trabajo que lo avala. SciDev también publica que “Cambio climático colapsa pesca de sardinas”, por Marielba Núñez. La hipótesis es que con los cambios de temperatura del agua se modifican las poblaciones de plancton, y eso afecta dramáticamente a las sardinas. Leyendo el texto nos sorprende la frase “los investigadores aún no están seguros de si los cambios tienen relación con la acción humana sobre el clima o con variaciones naturales de éste”. Si en el título aparece cambio climático, entendemos que es el antropogénico. Los tres artículos están bien, pero nos sirven de ejemplo para opinar que ante una temática tan importante como el impactod el cambio climático, debemos ser más meticulosos a la hora de exponer los datos de los estudios. Si no es fácil queel mensaje genere dudas o pierda fuerza ante un lector medio.

También en SciDev, desde Perú Zoraida Portillo explica que la falta de legislación en OMG debilita la investigación, y desde Uruguay Daniela Hirschfeld demanda más estudios prospectivos en América Latina. Muy buenos contenidos propios de SciDev, un portal que a veces nos da la sensación está poco aprovechado. Quizá debería ser un poco más visual y llamativo y sindicar sus noticias para conseguir alcanzar a un público más amplio. Lo merece.

- Pere Estupinyà

 

 

 

Login or register to post comments